Protocolo de actuación médica para el tratamiento del hematoma subdural crónico

Alejandro Doval-Rodríguez, Brais Rodríguez-Botana, Miguel Gelabert González

Texto completo:

HTML PDF

Resumen

Hemos leído el reciente trabajo publicado en su revista por A. Barbosa y colaboradores, titulado: "Protocolo de actuación médica para el tratamiento del hematoma subdural crónico" y nos gustaría hacer algún comentario a este, ya que en nuestro Hospital tenemos una larga y amplia experiencia en el tipo de patología investigada.

En primer lugar, deseamos felicitar a los autores(as) por la elaboración del protocolo. Consideramos que el hematoma subdural crónico (HSC) es una patología con la suficiente entidad y repercusión social para que exista una guía o protocolo para su diagnóstico, tratamiento y seguimiento, pues en numerosos hospitales no disponemos de ella. No podemos olvidar que Balser y otros calculan que, debido al envejecimiento progresivo de la población, en el año 2030 se operarán en Norteamérica unos 60 000 HSC, situación que contribuirá a aumentar la frecuencia de dicha patología neuroquirúrgica, en nuestra opinión calculamos que podría extenderse a todos los países. Además, el HSC en esta población mayor, tiene niveles altos de mortalidad y reduce de manera notable las expectativas de vida.

Nos llama la atención que en la sección introductoria, los autores(as) mencionen a los aneurismas intracraneales rotos o a las malformaciones arteriovenosas cerebrales (MAV) como posibles causas de hematoma subdural crónico. En nuestra serie de este tipo de hematomas y con un número ya cercano a 2 000 pacientes operados, no hemos observado ningún caso de hemorragia subaracnoidea o MAV y se escapa a nuestras observaciones por cuál mecanismo estas patologías puedan dar lugar a los hematomas. Así también, ellos citan a las hemorragias profusas como posibles complicaciones. En nuestra experiencia, solo se han presentado en cuatro casos (0,51 %) y en la reciente revisión de Rahujala y otros, solo representan el 1,1 %. Además, se encuentran por detrás de las recidivas (18 %), las crisis epilépticas (4,8 %), y la infección, con un 3 %.(5) Las complicaciones más frecuentes y que más preocupan por su mayor incidencia en estos pacientes, son la médicas al tratarse de pacientes de edad avanzada en su mayoría, y con múltiples comorbilidades sistémicas.

Referencias

Hematoma subdural crónico.

Protocolo de tratamiento.

Tomografia computarizada

URN: http://revcalixto.sld.cu/index.php/ahcgurn:nbn:de:0000-ahcg.v9i2.681

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2021 Alejandro Doval-Rodríguez, Brais Rodríguez-Botana, Miguel Gelabert González